Todo gira y se da vuelta
en verdad, nada se muere
lo que acaba siempre vuelve a comenzar.
Hasta el agua del río que sin parar va hacia el mar
desde el cielo alguna vez ha de bajar.

Todo lo que sube, baja
y otra vez vuelve a subir,
ya muy pronto estaré de nuevo aquí.
Nuestros ojos se cierran cansados de resistir,
cuando se abran volveremos a insistir.

Al sol no lo reconoces sin haber visto la noche
y ves que cuando estás lejos sabes lo que es extrañar.
Si hoy es la última vez que se estrecharán nuestros brazos,
solo es que me alejo un poco para volverte a abrazar.

Voy hacia un nuevo destino,
van conmigo tu fuerza y mi fe.
Dejo un espacio vacío,
cosas buenas habré de traer.
Entiende que sólo marchándome puedo volver
y mientras canto esta última polca, pienso en volverte a ver.

Todo eso que buscamos
y soñamos encontrar
con esfuerzo puede hacerse realidad.
No todos los caminos son tan sencillos de andar
todavía no me canso de intentar

Letra y músicaDavid Portillo Bianciotto